MADERA TRATADA AUTOCLAVE

A pesar de que existen maderas más resistentes que otras a los agentes bióticos (hongos e insectos) los agentes atmosféricos, como la humedad, lluvia, sol o cambios de temperatura, afectan en mayor o menor medida a todas las maderas. La humedad provoca hinchazón y aumenta la probabilidad de ataques de insectos y hongos. El sol provoca una degradación superficial que vuelve la madera grisacea (fotodegradación). Y los cambios bruscos de temperatura son los causantes principales de la aparición de grietas.

Por tanto, siempre es conveniente proteger la madera contra los agentes de degradación con el protector adecuado, que garantice DURABILIDAD y ESTABILIDAD de los elementos durante sus años de servicio.

CLASES DE RIESGOS

Las clases de riesgo se definen en la norma EN-335 como las direntes situaciones en las que se puede encontrar una madera de construcción y las patologías que pueden actuar en cada una de ellas.

LA MADERA TRATADA EN AUTOCLAVE

El desarrollo de nuevas tecnologías en el mundo de la madera, hace que este material ecológico ocupe nuevamente un lugar destacado, tanto en construcción como en otras utilidades.

El tratamiento de la madera en autoclave, la transforma en un material inalterable por diferentes agentes destructores externos (tanto medioambientales como biológicos), sin que por ello se perjudiquen sus característivas físico-mecánicas.

Las aplicaciones de los protectores a la madera pueden realizarse según distintos sistemas, que proporcionan la impreganación adecuada en función de la clase de riesgo a la que esté expuesta una madera.

En un autoclave, los productos protectores que se emplean para frenar los procesos de degradación causados por los factores atmosféricos y los xilófagos que destruyen la madera, se aplican mediante ciclos de presión y vacío por el sistema Bethell en una instalación estanca, hasta conseguir que el producto protector penetre hasta el centro de la madera, impregnando todo el tejido leñoso.

El tratamiento en autoclave de vacio-presión-vacío, es el adecuado en maderas expuesta a clase de riesgo 4 (Madera en contacto directo con el suelo) ya que la empregnación se produce en profundidad.

POSTES TORNEADOS CON PUNTA

  LARGO (mm.)
ANCHO (mm.) 70 95 120 145 170 195 215
21   X X X      
27   X X X      
33   X X X      
45   X X X   X  
70 X            
95   X